Páginas

viernes, 16 de agosto de 2013

Compra de Propiedad mediante "Limited Company"

Al adquirir propiedades en el Reino Unido, usted podría estar tentado a constituir una empresa para hacer la compra. Como con cualquier negocio, el “incorporating” (constitución de nuevas compañías) tiene un gran número de ventajas, como la reducción de impuestos y una mayor flexibilidad. Invertir en propiedades, sin embargo tiene algunas particularidades que deben tenerse en cuenta antes de decidirse a dar el salto. Estas son algunas de las ventajas e inconvenientes del “incorporating” al hacer inversiones inmobiliarias:

Ventajas de la titularidad de la propiedad a través de una empresa 

1. La flexibilidad en cuanto a la transferencia de acciones
2. Reducción en el impuesto de timbre (Stamp duty) (0,5% frente a 5%)
3. Aplicación de las menores bandas en tasas a las rentas netas
4. Actualización de desgravaciones en los incrementos de patrimonio
5. Los beneficios pueden ser reinvertidos
6. Posibilidad de rescate de ingresos en forma de dividendos
7. Una compañía tiene la responsabilidad limitada

Inconvenientes de la indirecta titularidad de la propiedad

1. No hay exención anual en el impuesto sobre incrementos de patrimonio (Capital Gains Tax) ni alivio en PPR (Principal Private Residence) para las empresas
2. No desgravaciones disponibles para los emprendedores
3. Coste de la gestión y presentación de cuentas
4. Potencial doble carga en el Impuesto sobre incrementos de patrimonio (CGT) tras la disolución de la empresa
5. Mayor dificultad en la obtención de financiación hipotecaria.

Como siempre, cada situación precisa de consideración específica. A pesar de que el “incorporating” no siempre conlleva los beneficios esperados debido a las especificidades de las normas fiscales de propiedad, todavía hay casos en los que sí tiene sentido y no debería descartarse sin un estudio previo.